Tratamiento hormonal y cirugías en Reino Unido

En Reino Unido, dentro de la sanidad pública, son las clínicas de identidad de género (Gender Identity Clinics, GIC) las que se encargan de los pacientes transexuales. A través de ellas se puede acceder al tratamiento hormonal y las cirugías. Continuar un tratamiento es diferente de empezarlo, por lo que no es necesario pasar por una GIC para continuar el tratamiento que ya has empezado en otro país, o en Reino Unido por la sanidad privada.

El año pasado estuve en Reino Unido tres meses como estudiante, y después comencé a trabajar. Cuando llegué llevaba varios años en tratamiento hormonal, estaba operado de mastectomía e histerectomía, y tenía mi nombre y sexo legal modificado en todos mis documentos. Por tanto, lo único que he tenido que hacer es continuar el tratamiento hormonal en la sanidad pública (NHS), y lo siguiente que haré será la cirugía genital. No voy a entrar en detalle sobre cómo comenzar la transición médica o legal en Reino Unido porque es algo que no he hecho. Aún así, puedo intentar resolver dudas generales. También recomiendo el blog https://ukftm.tumblr.com/ para preguntar cualquier cosa relacionada con la transición en Reino Unido.

Al estar aquí como estudiante, no tenía un número de seguridad social británico, y no solicité que se me asignara un médico de atención primaria temporal. Es posible, como residente temporal de menos de tres meses, que se te asigne un médico (más información aquí). Yo no lo hice así que no tengo experiencia con el trámite.

Durante mi estancia de tres meses como estudiante, me correspondía una inyección de Reandron. El Reandron lo obtuve de forma normal a través de mi endocrino. Me hizo una receta privada como siempre, en la que escribió que el tratamiento era para una deficiencia hormonal, sin dar más detalles. Además, hizo un informe en español e inglés explicando mi diagnóstico, historial médico, tratamiento actual, y cuándo me tocaba la siguiente inyección y la forma de administrarla.

El Reandron lo llevé a Reino Unido en el equipaje de mano del avión. Es posible transportar medicamentos líquidos en el equipaje de mano siempre que su uso vaya a ser necesario durante el vuelo, o durante la estancia entre el vuelo de ida y de vuelta. Aunque es un medicamento líquido, debe presentarse fuera de la bolsa transparente con otros líquidos. También debe ir acompañado de la receta. Más información aquí: http://www.aena.es/es/pasajeros/medicamentos.html
Esto lo he hecho dos veces sin ningún problema en el control de seguridad.

Para la inyección, fui a una clínica en Londres (CliniQ) especializada en personas. Abren una vez por semana (los miércoles, cuando yo fui), es gratuita, y no requiere cita previa. En la primera visita hay que rellenar un formulario con datos personales, pero te atienden en el mismo día. Para la inyección sólo requieren que lleves el medicamento con su receta, y que muestres algún documento de identidad para demostrar que te pertenece.

A esta clínica he ido dos veces, la primera vez cuando no estaba trabajando, y la segunda vez cuando estaba trabajando pero no tenía un médico asignado. Las dos veces he tenido una buena experiencia.

Cuando comencé a trabajar, lo primero que hice fue solicitar el National Insurance Number. Después busqué un centro de salud que aceptara pacientes nuevos de la dirección en la que vivía, y solicité que se me asignara un médico de atención primaria (General Practitioner, GP). Este es un trámite sencillo, sólo hay que rellenar un formulario y aportar un documento de identidad (pasaporte, carnet de conducir español, etc.). En unas semanas llega una carta indicando qué médico te corresponde y demás información relevante.

Pedí una primera cita con mi médico, y le expliqué brevemente mi condición, historial médico hasta la actualidad, y tratamiento actual. También le presenté un informe en inglés y español de mi endocrino explicando lo mismo de forma más detallada. Aunque el médico no sabía mucho del tratamiento o su seguimiento, me hizo una receta para el Nebido (equivalente del Reandron) sin problemas, y también me solicitó análisis de sangre que puedo hacerme cada seis meses. Actualmente pago 8.60£ por el Nebido, que es el precio estándar para todas las recetas por la sanidad pública, independientemente del precio real del medicamento.

Mi siguiente paso es acceder a una GIC para poder realizar la metoidioplastia. Las listas de espera desde que te deriva el GP hasta que te dan una primera cita son largas, al igual que la espera entre una cita y la siguiente una vez te están atendiendo. Escribiré otra entrada cuando haya avanzado más en este proceso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario